Clemento Polo, miembro de la AEB de Sant Cugat, durante el pleno municipal / Foto: Twitter Tot Sant Cugat

Clemento Polo, miembro de la AEB de Sant Cugat, durante el pleno municipal / Foto: Twitter Tot Sant Cugat

La Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) denuncia la aprobación de una moción, por parte del Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), que rechaza los autos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) en contra de la inmersión lingüística obligatoria en las escuelas de la Comunidad.

Miembros de la agrupación territorial de la AEB de Sant Cugat del Vallès asistieron al pleno en el que se aprobó la moción, con los votos de los concejales de ICV-EUiA, CiU y PSC. Desde la entidad cívica se ha denunciado que este tipo de mociones tienen como finalidad intimidar a todas aquellas familias que defienden un modelo de educación bilingüe o trilingüe para sus hijos, a la vez que tratan de coaccionar a las autoridades judiciales.

Es radicalmente falso, tal como se afirma en la moción, que el modelo de inmersión lingüística obligatoria sea el legal en Cataluña, puesto que el vigente es el denominado de conjunción lingüística que conlleva la presencia equilibrada de las lenguas oficiales en la enseñanza. De ahí que los tribunales, reiteradamente, vengan dando la razón a las familias que piden una educación bilingüe.

Desde la AEB se considera especialmente grave que los grupos que han apoyado la moción consideren segregador el modelo pedagógico de conjunción lingüística que permite que en la misma aula se enseñe a todos los alumnos en los dos idiomas (castellano y catalán, y en aranés en el Valle de Arán) y, en cambio, consideren positivo el modelo de inmersión obligatoria que pretende la asimilación lingüística y que ha fracasado como vienen poniendo de manifiesto las pruebas de evaluación escolar.

Es, además, reprobable que desde las instituciones públicas se llame a participar en actos reivindicativos, como el Correllengua o manifestaciones de Som Escola, que, desde luego, no cuentan con el consenso mayoritario de la sociedad.

Finalmente, la AEB considera contrario a la libertad de expresión que la alcaldesa de la ciudad, la señora Carme Conesa (CiU), no concediera el turno de réplica al ciudadano que tan correctamente expuso sus posicionamientos críticos respecto a la inmersión lingüística obligatoria. La entidad cívica pide calma a la señora Conesa y que tome en consideración que el nerviosismo institucional no es un buen método de funcionamiento y más cuando se concreta en la limitación de la voz de los ciudadanos.

Moción aprobada por el Ayuntamiento de Sant Cugat.