Barcelona, 18 de marzo de 2016.

La Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña ha entregado en la
Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo (PETI) un informe en el
que denuncia diversos casos de acoso que han sufrido las familias y los
niños en Cataluña que solicitan que el castellano y el catalán sean
lenguas vehiculares.
Una delegación de la AEB se ha desplazado a Bruselas en donde ha
participado en la jornada “¿Defiende la Unión Europea los derechos
civiles de sus ciudadanos?”, que ha organizado el europarlamentario del
Grupo ALDE Enrique Calvet. En la delegación estaba integrada por Ana
Moreno, Agustín Fernández y Ana Losada, familiares que han solicitado
ante los tribunales la educación bilingüe y han obtenido resoluciones
judiciales favorables en las que se le reconocía el derecho a una
escolarización de al menos el 25% en castellano. La ejecución de estas
resoluciones ha devenido imposible en el caso de las familias de
Balaguer y Mataró, debido a la obstrucción de la administración
educativa y al acoso sufrido al intentar que se cumplieran.
Ana Moreno madre de dos niños escolarizados en el colegio Gaspar de
Portolà de Balaguer, ha descrito cómo sufrió el rechazo social, el
desamparo institucional y el boicot económico a su negocio, “Tuve que
renunciar a la escolarización, cuando vi que ya estaban en juego las
estabilidad emocional de mis hijos, no pude más, y los cambié de
colegio”. Añadió que fue determinante en su decisión el hecho de que
una educadora del propio centro le informara de que compañeros de clase
comentaban que no querían jugar en el patio con sus hijos.
Agustín Fernández padre de dos hijos escolarizados en el centro de
Escoles Pies Santa Anna de Mataró, explicó que su familia se vio
sometida a un escrache, a la presión del centro educativo y de las
fuerzas nacionalistas representadas en el consistorio para que
desistiera de la aplicación del auto judicial. Sus hijos fueron
señalados por padres y alumnos, el Director del centro les invitó a
cambiar de colegio. “El sistema educativo catalán tiene a los niños
como rehenes y condiciona la voluntad de los padres, hasta que acabas
renunciando a tus derechos por no perjudicar a tus hijos”.
Ana Losada, madre de una niña de un colegio de Hospitalet y portavoz de
la AEB, denuncio que a pesar que desde el pasado mes de noviembre 2015
tiene el auto favorable del TSJC, no ha logrado una satisfacción total
de su pretensión. Lamentó la “pena social” que todos los padres han de
pagar si se “atreven” a reclamar las dos lenguas oficiales en Cataluña
como vehiculares en los centros educativos. También afirmó que
“Asociaciones como la nuestra, AEB, tienen un rol imprescindible.
Nosotros sustituimos el papel de un Estado que ha desaparecido en
Cataluña y que no vigila y hace cumplir las leyes en vigor”.

Ana Losada
Portavoz Asamblea por una Escuela Bilingüe
607932198